Pacientes diagnosticados con cáncer de riñón están recibiendo en el Reino Unido un nuevo tratamiento para atacar la enfermedad.

Una técnica llamada crioterapia radical, que consiste en congelar los tumores para destruirlos.

El tratamiento es mucho menos invasivo que los métodos tradicionales, como la cirugía, y reducirá la necesidad de llevar a cabo un trasplante.

El cáncer renal es una de las principales causas de muerte por cáncer en el mundo, y afecta principalmente a los hombres.

La crioterapia consiste en la aplicación local de temperaturas extremadamente frías con el uso de sondas especiales.

Con una pequeña incisión en el cuerpo se introducen varias agujas hasta el tumor y en éstas se bombea gas de argón.

Con esto se crea una gran bola de hielo de menos 40º centígrados con la cual se cubre el tumor y se le congela, destruyendo las células cancerosas.

Exitoso

La técnica es mínimamente invasiva, porque evita los grandes cortes de bisturí que requiere la cirugía tradicional y por lo tanto el período postoperatorio es más rápido y confortable.

En el Reino Unido, la técnica ya ha sido llevada a cabo con éxito en el Hospital Southmead, en Bristol, en el tratamiento de enfermos de cáncer de próstata.

De hecho, desde hace varios años, la Asociación Estadounidense de Urología recomienda la crioterapia como procedimiento terapéutico del cáncer de próstata.

Pero sólo hace poco se empezó a utilizar en el tratamiento de tumores renales.

En Inglaterra, el Hospital Southmead es el primero en probar el procedimiento en pacientes con estos tumores.

Hasta ahora entre 40 y 50 pacientes han sido tratados con crioterapia y los médicos afirman que la enfermedad no ha resurgido en ninguno de los enfermos.

Según el doctor Francis Keeley, especialista del Instituto Urológico de Bristol y del Hospital Southmead, “después de una cirugía tradicional esperaríamos que el cáncer hubiera regresado en dos o tres pacientes en este mismo periodo”. BBC

Post relacionados