¿Se imagina los beneficios de poder borrar los malos recuerdos de su mente? ¿Cómo sería su vida sin pensamientos traumáticos o dolorosos?

Esta posibilidad ya fue lograda en ratones y quizás en el futuro estará al alcance de los seres humanos.

Científicos en Estados Unidos afirman que desarrollaron un método con el cual lograron borrar selectivamente recuerdos incómodos en ratones.

Los investigadores del Colegio Médico de Georgia lograron eliminar recuerdos específicos sin dañar el cerebro de los roedores.

Tal como afirma el estudio publicado en la revista Neuron el avance podría conducir eventualmente al desarrollo de estrategias aplicables al cerebro humano.

Éstas, dicen, permitirían seleccionar y borrar recuerdos traumáticos o temores no deseados, dejando intacta al resto de la memoria.

Pero subrayan que todavía faltan muchas más investigaciones para lograrlo.

Traumas

“Los recuerdos son parte importante del proceso de aprendizaje y son cruciales para la supervivencia y la adaptación”, explicó a la BBC el doctor Joe Tsien, el neurocientífico que dirigió la investigación.

“Pero para algunas personas, el recuerdo de eventos traumáticos como una guerra o temores no deseados, puede ser extremadamente incapacitante y perjudicial”.

“Así que si logramos retirar esos recuerdos podremos ayudar a mucha gente a vivir una mejor vida”, agrega el científico.

El establecimiento de la memoria tiene por lo general cuatro etapas: adquisición, consolidación, almacenamiento y recuperación.

Estudios en el pasado ya habían identificado moléculas específicas que parecen jugar un papel en las diversas fases del proceso de memoria.

Una de estas moléculas, llamada aCaMKII, o proteína kinasa dependiente de calcio-calmodulina tipo II, es una enzima que ya ha sido vinculada a varios aspectos de los procesos de aprendizaje y memoria.

El doctor Tsien y su equipo desarrollaron un método para producir en exceso la actividad de la aCaMKII en el cerebro de ratones modificados genéticamente.

La estrategia combina genética con un compuesto químico que permite “encender y apagar” la aCaMKII de forma instantánea. BBC

Post relacionados