Un parche que libera buprenorfina, un poderoso analgésico narcótico, demostró ser efectivo y seguro para los pacientes oncológicos con dolor grave, informó un equipo de investigadores europeos.

Dirigidos por el doctor Philippe Poulain, del Instituto Gustave-Roussy, en Villejuif, Francia, los autores compararon la acción de buprenorfina transdérmica con un parche “placebo” en 289 pacientes con dolor por cáncer que necesitaban opioides fuertes.

Los participantes podían tomar analgésicos de “rescate” (píldoras sublinguales de buprenorfina), si así lo necesitaban.

Según publica Journal of Pain and Symptom Management, el equipo definió una buena respuesta como una disminución de cinco puntos sobre 10 en la intensidad del dolor y la necesidad diaria de no más de dos píldoras sublinguales de buprenorfina.

Una gran cantidad de pacientes abandonaron el estudio en distintas etapas. Al final, se registró una buena respuesta analgésica en el 75 por ciento de los pacientes que usaron el parche activo y en el 50 por ciento del grupo de control.

“Reforzó ese resultado una menor intensidad del dolor diario, un menor consumo de buprenorfina sublingual y una tasa menor de abandono en el grupo que utilizó buprenorfina transdérmica”, escribió el equipo.

Aunque se registraron más efectos adversos en el grupo que usó el parche analgésico, los expertos concluyeron que “es una terapia efectiva y segura para pacientes con cáncer que padecen dolores graves”.

FUENTE: Journal of Pain and Symptom Management | Reuters Health

Post relacionados