A las personas que tienen enfermedad diverticular, un trastorno digestivo común, se les dice normalmente que eviten comer palomitas de maíz, frutos secos, semillas y maíz para que no tengan ataques dolorosos.

Pero un estudio reciente pone en duda esa creencia convencional. El estudio de más de 47,000 hombres encontró que ingerir esos alimentos no pareció incrementar el riesgo de complicaciones diverticulares o de diverticulosis.

“Encontramos que contrario a las recomendaciones actuales, el consumo de estos alimentos en realidad no aumentaba el riesgo de diverticulosis o sangrado diverticular y que no parecía incrementar el riesgo de desarrollar diverticulosis o sus complicaciones”, aseguró la autora principal del estudio, la Dra. Lisa Strate, profesora asistente de medicina en la Facultad de medicina de la Universidad de Washington en Seattle.

Los hallazgos aparecen en la edición del 27 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association.

La enfermedad diverticular afecta al colon, la parte del intestino grueso que elimina los desechos. La diverticulosis tiene lugar cuando se forman bolsas, llamadas divertículos, en el colon. Las heces o las bacterias se pueden alojar en estas bolsas. La diverticulosis ocurre cuando las bolsas se inflaman; los síntomas pueden incluir sangrado, infección o bloqueo del sistema digestivo.

Un tercio de los adultos de EE. UU. tiene diverticulosis a los 60 años, aunque la mayoría no experimenta problemas graves. Para los 85, dos tercios de las personas padecen el trastorno, de acuerdo con los U.S. National Institutes of Health.

No se conoce la causa exacta, aunque muchos expertos culpan a una dieta baja en fibra. El esfuerzo muscular durante la defecación puede provocar la formación de bolsas.

El consejo para evitar los frutos secos, las semillas, las palomitas de maíz y el maíz se basa en la creencia de que estos alimentos son más propensos a ocluir las bolsas. Sin embargo, aún no hay una prueba que demuestre esa relación.

Y el estudio de Strate tampoco encontró una relación. En la evaluación de los datos del prolongado Estudio de seguimiento de profesionales de salud, un cohorte de hombres a los que se dio seguimiento entre 1986 y 2004, Strate y colegas analizaron los expedientes médicos cada dos años y la información dietética cada cuatro años. Los hombres tenían entre 40 y 75 años.

A principios del estudio, ninguno tenía diverticulosis ni complicaciones. Dieciocho años más tarde, 801 habían experimentado diverticulosis y 383 sangrado diverticular.

Cuando los autores del estudio compararon los hombres que tenían el consumo más elevado de alimentos como frutos secos con los que tenían el menor consumo, encontraron que los que comían más frutos secos eran de hecho 20 por ciento menos propensos a tener diverticulosis que los que comían menos cantidad. Y los hombres que consumían más palomitas de maíz eran 28 por ciento menos propensos a tener diverticulosis que los que comían la menor cantidad.

No se encontró ninguna relación con el maíz.

Strate cree que las recomendaciones dietéticas de antaño deberían reconsiderarse, aunque advirtió que el suyo era tan sólo un estudio. Strate cree que los hallazgos probablemente apliquen también para las mujeres.

El Dr. Anthony Starpoli, gastroenterólogo tratante del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, que también está familiarizado con los nuevos hallazgos, dijo que aunque las cifras del estudio eran significativas, los resultados no aplican para todos. “Probablemente exista un subgrupo de personas en los que quizá una dieta más restrictiva les beneficie”, apuntó.

Starpoli señaló que aunque la recomendación de evitar los frutos secos, palomitas de maíz y semillas no se basa en estudios científicos, hay personas que experimentan malestar si consumen estos alimentos.

“Si usted es un paciente con enfermedad diverticular conocida y ha experimentado dolor diverticular tras comer frutos secos, palomitas de maíz y semillas según la evaluación de su médico, posiblemente no debería ingerir estos alimentos”.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
HealthDay

Post relacionados