Es un trastorno que hasta ahora ha sido inexplicable e inesperado y cada año mata a uno de cada mil bebés.

Pero ahora una nueva investigación descubrió que la causa de la muerte de cuna podría estar en la serotonina, una sustancia química cerebral más conocida porque regula los estados de ánimo.

Según el estudio -publicado en la revista Science– un desequilibrio en los niveles de esta sustancia neurotransmisora es suficiente para causar el Síndrome de Muerte Súbita Infantil o SIDS (en sus siglas en inglés).

Se sabe que colocar a los bebés boca abajo o cubrirlos demasiado al dormir pueden ser factores de riesgo de SIDS, la principal causa de muerte de bebés de entre uno y 12 meses.

En un estudio llevado a cabo con ratones, los científicos del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Monterotondo, Italia, descubrieron que un receptor específico de serotonina puede crear suficientes señales defectuosas en el tronco cerebral para causar SIDS.

El tronco cerebral es la parte baja del cerebro que lo comunica con la médula espinal y coordina muchas funciones fundamentales, incluido el control sobre los sistemas respiratorio y cardiovascular.

Los bebés que mueren por SIDS muestran alteraciones en las neuronas del tronco cerebral que utilizan serotonina para comunicarse.

Déficit

Los científicos del Laboratorio Europeo enfocaron su trabajo en el receptor 1a, una proteína de las neuronas que utiliza serotonina para enviar señales químicas en el cerebro.

Normalmente esta proteína puede “apagarse” cuando se libera demasiada serotonina, de la misma forma como un termostato detecta y responde a la temperatura.

Los investigadores del Laboratorio Europeo utilizaron ratones genéticamente modificados con 10 veces más niveles de proteína receptora de serotonina 1a.

“A primera vista los ratones parecían normales” explica el doctor Cornelius Gross, quien dirigió la investigación.

“Pero después empezaron a mostrar reducciones esporádicas e impredecibles en el ritmo cardíaco y la temperatura corporal”.

Y agrega que “más de la mitad de los ratones eventualmente murieron a causa de estas crisis después de un período muy corto de vida”.

Aunque se sospechaba el papel de la serotonina en el SIDS, hasta ahora no estaba claro cómo los cambios en las señales de serotonina en el tronco cerebral podrían causar la muerte de infantes.

Según los investigadores, los resultados del estudio muestran que un déficit en estas señales en el tronco cerebral puede ser suficiente para causar muerte súbita.

Y quizás, agregan, un defecto congénito en la serotonina podría ser un factor crítico en la muerte por SIDS.

Via BBC

Post relacionados