Ahora un nuevo estudio descubrió que un nivel demasiado bajo del llamado colesterol “bueno” está relacionado con la pérdida de memoria y la enfermedad de Alzheimer.

La investigación, llevada a cabo por científicos en Gran Bretaña y Francia, estudió a 3.673 empleados públicos.

Los investigadores descubrieron que los individuos con niveles bajos de lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol bueno tuvieron más riesgo de perder la memoria al cumplir 60 años.

Según el estudio publicado en la revista Arterioesclerosis, Trombosis o Biología Vascular -la revista de la Sociedad Estadounidense del Corazón-, los médicos podrían detectar a los pacientes de alto riesgo con un análisis de sangre.

La buena noticia es que el ejercicio regular y una dieta baja en grasas saturadas y rica en grasas “sanas” como el aceite de oliva, puede aumentar los niveles de HDL.

Más del bueno

Se cree que la relación entre los niveles de HDL, el colesterol bueno, y la lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol malo, es importante en el desarrollo de otros trastornos graves como enfermedad del corazón y accidentes cerebrovasculares.

En particular se cree que los altos niveles de HDL protegen contra los daños que causa el estrechamiento de las arterias en el flujo sanguíneo.

También hay evidencia de que el colesterol bueno puede influir en la formación de las placas beta-amiloides, que son una característica distintiva en los cerebros de los pacientes con Alzheimer.

Los investigadores de la Universidad de Londres y el Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica en Francia, utilizaron datos de una serie de investigaciones llevadas a cabo con miles de empleados públicos en Londres durante cinco años.

Al principio del estudio se tomó una muestra de sangre de los participantes y se midió su capacidad para recordar palabras en una prueba sencilla.

Y lo mismo se hizo al final del período de cinco años.

Control de riesgos

Los científicos encontraron que las personas con niveles bajos de HDL tuvieron 53% más posibilidades de sufrir pérdida de memoria que las personas con los niveles más altos de HDL.

“Los problemas de memoria son claves en el diagnóstico de la demencia” dice la doctora Arachana Singh-Manoux, quien dirigió el estudio.

“Encontramos que un nivel bajo de HDL podría ser un factor de riesgo de pérdida de memoria más tarde en la vida, lo cual sugiere que un nivel bajo de HDL también podría ser un factor de riesgo de demencia”, señala.

Los autores indican que los médicos deben alentar a sus pacientes a controlar sus niveles de HDL para poder predecir sus riesgos de demencia.

Pero otros expertos afirman que el estudio no confirma si el bajo nivel de HDL es el que causa la pérdida de memoria, o si el alto nivel de HDL ayuda a proteger contra ésta.

Mientras se confirman estos resultados los expertos recomiendan que lo mejor para elevar el colesterol bueno y disminuir el colesterol malo es ejercitarse regularmente.

También debemos eliminar las grasas trans de nuestra dieta, reducir el consumo de grasas saturadas, y consumir grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva y de maní.

Post relacionados