Se sabe desde hace tiempo que el vino tinto contiene antioxidantes y otras sustancias beneficiosas que ayudan a mantener un corazón sano.

Pero ahora un equipo de científicos afirma que otro compuesto que se encuentra en el vino tinto podría algún día ayudarnos a mantener un corazón “genéticamente joven“.


Sin embargo, no se apresure a abrir esa botella de vino ya que, según el estudio, no podremos obtener estos beneficios consumiendo la bebida.

Se trata de un compuesto, llamado resveratrol, que según los científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, parece detener los cambios relacionados al envejecimiento en las funciones de los genes del corazón.

Los efectos del resveratrol -afirma el estudio publicado en la revista de la Biblioteca Pública de Ciencia de Estados Unidos, PLoS One- parecen ser los mismos que los que produce consumir una dieta de muy bajas calorías, que se sabe prolongan la vida.

Algunos expertos creen que el resveratrol, un polifenol vegetal que se encuentra en la uva, el vino tinto y las granadas, es una de las razones de la llamada “paradoja francesa”.

Ésta es la relativa longevidad de los franceses a pesar de que consumen una dieta rica en grasas animales (que bloquean las arterias), una dieta común en los países del sur de Europa. BBC

Post relacionados