Los adolescentes que desayunan diariamente consumen más calorías pero pesan menos que aquellos que se saltan la primera comida del día, reveló un estudio divulgado este lunes en Estados Unidos.

“Este estudio respalda lo que han mostrado otros estudios: los chicos que se saltan el desayuno tienden a ganar más peso y por lo tanto tendrían un riesgo mayor de sufrir obesidad”, dijo el doctor Mark Pereira del Departamento de Epidemiología y Salud Comunitaria de la Universidad de Minnesota, que realizó el estudio.


El número de adolescentes con problemas de peso se triplicó en los últimos 20 años en Estados Unidos, según el informe ‘F as in Fat’, divulgado el año pasado. El 16% de los adolescentes varones y el 10% de las adolescentes mujeres en Estados Unidos tenía sobrepeso, señaló ese informe.

Los adolescentes que comienzan su día con un desayuno tienden a consumir más calorías, carbohidratos y fibra durante el día que aquellos que se saltan esa comida, indicó el estudio de la Universidad de Minnesota. Pero al mismo tiempo, esos adolescentes pesan menos, indicó Pereira.

“Los muchachos con un riesgo de obesidad menor son aquellos que desayunan todos los días”, indicó.

El estudio observó a más de 2.200 adolescentes durante cinco años.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la edición de marzo de Pediatrics, publicación de la Academia estadounidense de Pediatría (AAP).

Post relacionados