Un fármaco aprobado para el tratamiento de la artritis reduciría el riesgo de diabetes y cardiopatías en los jóvenes obesos, afirmó un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard. Comparado con placebo, el antiinflamatorio salsalato disminuyó un 13 por ciento los niveles de glucosa en 20 adultos no diabéticos menores de 30 años con un índice de masa corporal (IMC) de por lo menos 30 puntos, una señal de obesidad.

Para el estudio, el equipo dirigido por la doctora Allison B. Goldfine, del Centro de Diabetes Joslin, en Boston, les administró al azar a los participantes 4 miligramos de salsalato por día en dos dosis o placebo durante cuatro semanas.

Además de reducir los niveles de glucosa en ayuno, el salsalato bajó la respuesta glucémica luego de una prueba oral de tolerancia a la glucosa, mejoró la sensibilidad a la insulina y disminuyó los indicadores de inflamación, según indicó el artículo publicado en la revista Diabetes Care.

“Este estudio de demostración de un principio prueba que el salsalato reduce la glucemia y mejora los índices de riesgo de inflamación cardiovascular en obesos”, concluyeron los autores.

El equipo afirmó que los resultados respaldan la idea de tratar la inflamación para prevenir la diabetes.

“El salsalato se comercializa en Estados Unidos para tratar el dolor que causa la artritis. No está aprobado para la obesidad”, destacó Goldfine a Reuters Health.

“El fármaco posee un buen perfil de seguridad en personas con artritis. Estamos analizando ese perfil en pacientes con este conjunto distinto de enfermedades”, dijo la experta.

Varios ensayos clínicos con salsalato están en curso.

“Si prueba ser efectivo para tratar o prevenir la diabetes, y/o la enfermedad cardiovascular, los efectos sobre la economía de la salud serán excelentes, ya que el producto es económico de fabricar y genérico, lo que es importante debido a la gran cantidad de personas con estos problemas de salud”, aseguró Goldfine. Reuters

Post relacionados