Estudios realizados por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) demuestran que el consumo de productos con vinagre durante la comida ayuda a regular el nivel de glucosa en la sangre, algo que podría beneficiar a los diabéticos.

“Para las personas que sufren de diabetes es muy importante mantener estable el nivel de la glucosa, de ahí nuestro objetivo de estudiar el efecto que tiene el vinagre” , dijo Carol S. Johnston, investigadora principal del estudio.
Teniendo como base estudios en los que se ha investigado el efecto de dietas bajas en carbohidratos, Johnston, puso en práctica una referencia que escuchó hace muchos años sobre cómo el vinagre ayuda a reducir el nivel de glucosa en la sangre.

“Esto es particularmente importante después que se consume una comida alta en carbohidratos como el arroz y la pasta” , dijo la directora del departamento de nutrición en ASU.

En tres investigaciones separadas y durante un periodo de tres semanas cada uno, doce personas, la mitad de ellas con diabetes tipo 2, se sometieron a una dieta donde después de comer consumieron dos cucharadas de vinagre.

“El resultado fue muy satisfactorio, la mayoría demostró una reducción en su nivel de glucosa” , dijo la investigadora.

Indicó que lo ideal es que las personas consuman el vinagre en sus alimentos, ya sea usándolo como un condimento a las ensaladas, en salsas y como un ingrediente para marinar la carne.

“Tampoco queremos que la gente consuma el vinagre directamente” , dijo Johnston.

Sostuvo que el consumo del vinagre también podría ser efectivo para personas que son propensas a desarrollar la diabetes y necesitan cuidar su alimentación y peso.

Cuando una persona es diagnosticada con diabetes tipo 2 es porque su páncreas ha dejado de producir la insulina que necesita el cuerpo para regularizar naturalmente el nivel de glucosa en la sangre.

Las personas que todavía no han desarrollado la enfermedad, pero son propensas debido a su historial familiar, pueden hacer cambios a su alimentación y forma de vida que les ayude a retrasar el desarrollo de la diabetes.

La nutricionista manifestó que el siguiente paso del estudio es analizar cuáles son los alimentos con vinagre que podrían ser de mayor beneficio, como los pepinillos en vinagre, la mostaza y otros aderezos.

Los investigadores están particularmente interesados en buscar alimentos que la comunidad hispana consume frecuentemente y a los que se pueda agregar el vinagre.

“Las familias hispanas, principalmente mexicoamericanas, consumen alimentos con mucho carbohidratos, por lo que queremos agregar el vinagre a su dieta” , agregó.

Cuando una persona es diagnosticada con diabetes se le recomienda hacer varios cambios a su dieta diaria para ayudarlo a controlar la enfermedad sin necesidad de inyectar insulina.
Estos cambios algunas veces son muy difíciles para personas acostumbradas a comer grandes cantidades de comida con alto contenido de grasas y carbohidratos.

A pesar de que los primeros resultados han sido muy positivos, la especialista advirtió que las personas no deben dejar de seguir las recomendaciones de sus médicos.

“Aunque los primeros estudios han sido muy prometedores, no queremos que la gente deje de tomar sus medicamentos y comenzar a tomar vinagre” , advirtió.

Johnston señaló que lo más recomendable es seguir las indicaciones del médico, tomar las medicinas recetadas, seguir una dieta balanceada y hacer ejercicio.

fllq / EFE

Post relacionados