Alimentos que contienen serotonina o potasio, cuyas deficiencias parecen estar relacionadas con el síndrome premenstrual, y otros que pueden ayudar a reducir la hinchazón, al contribuir a eliminar líquidos corporales, son algunos de los componentes de la dieta ideal durante el periodo menstrual.

Pero también será necesario conocer aquellos alimentos que no resultan convenientes, o cuyo consumo debe moderarse durante este periodo, ya sea porque contribuyen a aumentar la retención de líquidos, o porque aumentan el nerviosismo o el grado de ansiedad, entre otras razones.

La serotonina u hormona de la felicidad es clave para regular el estado de ánimo durante el sindrome premenstrual.

Por su parte, los alimentos ricos en potasio ayudan a liberar agua del organismo, por lo que previenen la retención de líquidos, la acumulación de gases y la hinchazón propia de estos días.

Asimismo, los alimentos ricos en fibra –como la mayoría de las frutas y verduras y los cereales integrales– servirán para evitar el estreñimiento y reducir el nivel de estrógenos. Veamos algunos:

  • Ortiga: La ortiga es una hierba que produce escozor al contacto, pero es reconocida como una de las plantas medicinales con multitud de propiedades. Es además una planta comestible, así que una sopa de ortigas puede proporcionar buenas dosis de serotonina y ayudar a eliminar los edemas que que se producen habitualmente en los tobillos, los pies o las manos de las mujeres con síndrome premenstrual.
  • Plátanos: Además de contener también Serotonina, las bananas son ricas en potasio, lo que favorece la recuperación en estados de nerviosismo y depresión.
  • Piñas: Pueden ayudar a facilitar la absorción de las proteínas, previniendo la acumulación de heces o la aparición de gases. Tienen, además, propiedades diuréticas, por lo que serán muy adecuadas para evitar la acumulación de líquidos durante el síndrome premenstrual. Ademas contienen serotonina, que ayudara a mejorar los estados depresivos durante este síndrome.
  • Dátiles o frutos secos: Con elevada cantidad de serotonina y azúcares, pueden constituir una comida apetitosa para aquellas mujeres afectadas de inapetencia durante su menstruación. Se deben comer con moderación por su elevado poder calórico.
  • Lechugas: Son probablemente las verduras más ricas en potasio, de ahí su potencial diurético. Es muy recomendable iniciar las comidas con una buena ensalada en la que la lechuga sea el componente principal, acompañada de tomates, endivias, rábanos, dientes de dragón, apio o zanahorias, todas ellas con alto contenido en potasio.
  • Papas: Son muy ricas en potasio, componente que resulta muy bueno para combatir la presión arterial alta por sus propiedades tanto vasodilatadoras como diuréticas. Igualmente se ha comprobado sus propiedades como coayudante en el tratamiento de la depresión y especialmente aquellas personas que presenten problemas reumáticos u otras inflamaciones.
  • Tomates: Además de licopeno, un potente antioxidante, son muy ricos en potasio, mineral que interviene en la regulación de los líquidos corporales así como en el buen estado de los nervios, el corazón y de los músculos. Junto con el calcio, muy abundante también en el tomate, que interviene en la formación de los huesos.
  • Repollitos o coles de Bruselas: Es un alimento muy adecuado para los que sufran retención de líquidos. Su riqueza en potasio interviene en la eliminación de líquidos corporales y en otros procesos como la calcificación ósea, el buen funcionamiento del corazón, del sistema nervioso o la construcción de la masa muscular. Su riqueza en fibras puede aprovecharse para evitar el estreñimiento.
  • Alimentos ricos en vitamina B6: Esta vitamina es necesaria para la síntesis de los aminoácidos y el metabolismo de los hidratos de carbono. Ayuda a mantener el equilibrio de sodio y fósforo, ademas de tener un papel muy importante en el cerebro y en el sistema nervioso. Su presencia ayuda a eliminar el exceso de agua durante el periodo premenstrual y, al aumentar los niveles de serotonina, evitar una serie de desórdenes corporales, como la debilidad muscular, torpeza mental e insomnio.

Los que no conviene consumir en este periodo:

  • Carnes, leche entera o alimentos grasos: Debe moderarse su consumo por contener aceites saturados que pueden producir un aumento de peso no deseado. Además todos estos alimentos producen un aumento de estrógenos, lo que conlleva a la aparición de molestias, especialmente en los pechos.
  • Azúcares: Las pastas o productos que contienen azúcares, deberían sustituirse por alimentos naturales ricos en hidratos de carbono, como frutas y cereales integrales, que sacian el organismo, disminuyen el ansia por la comida, estabilizan los niveles de azúcar en la sangre y evitan los terribles dolores de cabeza, el cansancio o las palpitaciones que se producen en las mujeres con síndrome premenstrual cuando consumen cantidades elevadas de dulces.
  • Alcohol y café: Como son estimulantes, producen más ansiedad e irritabilidad. No conviene tampoco tomar otros excitantes como las bebidas de cola o el chocolate.
  • Sal: Se debe moderar el consumo de alimentos con sal para evitar el empeoramiento de la acumulación de líquidos.

Terra Chile

Post relacionados