El té rojo tiene un potente efecto drenante. Si lo tomas después de comer, te ayudará a combatir la retención de líquidos y a eliminar las grasas del organismo. Es muy beneficioso si se quiere perder peso, ya que activa la digestión y reduce las grasas.

Además controla los niveles de colesterol y ayudar a prevenir enfermedades, gracias a su poder antibiótico.

Post relacionados