Una nueva forma de controlar la hipertensión podría traer esperanzas para las cerca de mil millones de personas que padecen el trastorno en el mundo.

A pesar de que actualmente existen poderosos medicamentos para regular la presión arterial, pocos pacientes logran obtener los niveles adecuados.

Ahora, sin embargo, científicos británicos afirman que un proceso llamado oxidación, puede desempeñar un papel fundamental en la regulación de la presión sanguínea.

“Siempre se pensó que la oxidación tenía que ver con la destrucción celular y por lo tanto era un proceso dañino para el organismo” dijo a BBC Ciencia el doctor Daniel González Savioli, de la Federación Argentina de Cardiología.

“Pero este estudio demuestra que la oxidación celular también puede tener beneficios sobre la hipertensión mediante otros mecanismos”, agrega el experto.

Regulacion:

La proteína kinasa G (PKG) es una proteína importante en todos los tejidos, pero en el sistema cardiovascular desempeña un papel fundamental en la regulación de la presión sanguínea.

Ya se ha estudiado mucho la forma como esta proteína regula la presión y otras funciones cardiacas importantes, y se sabe que el óxido nítrico que se produce dentro de los vasos sanguíneos es crucial en este proceso.

Ahora el equipo del King’s College descubrió un nuevo mecanismo por medio del cual la proteína PKG puede ser regulada de forma independiente del óxido nítrico.

Los investigadores analizaron la actividad de sustancias oxidantes, como el peróxido de hidrógeno, que se produce en la mayoría de las células del organismo.

Descubrieron que estos compuestos provocan la formación de un vínculo entre dos aminoácidos que activan la proteína PKG.

Y esto conduce, dicen, a una reducción de la presión arterial.

Según los investigadores “este estudio podría conducir al desarrollo de medicamentos que activen este proceso”.

Estas medicinas “podrían complementar las terapias establecidas que funcionan activando el proceso de oxidación”.

Los investigadores planean ahora explorar cómo funciona este proceso en los eventos que conducen a un ataque cardíaco. BBC

Post relacionados