Científicos alemanes descubrieron una proteína en la sangre humana, conocida como Virip, capaz de inhibir al virus del Sida y de evitar la infección, lo que podría arrojar nuevas perspectivas para desarrollar una medicina contra la enfermedad.

Los científicos informaron en la revista médica estadounidense Cell que el inhibidor sanguíneo impide la fusión de las membranas celulares con las virales, lo que inhibe al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del Sida.

De acuerdo con la fuente, un descubrimiento adicional permitiría una mayor efectividad en la inhibición del VIH: se trata de realizar algunas modificaciones en esa proteína sanguínea, conocida como Virip, péptido inhibidor del virus.

Wolf-Georg Forsmann, investigador de la farmacéutica IPF Pharmaceuticals en Hannover y miembro del equipo, dijo que “el agente se probó ya en animales, en experimentos que ya casi finalizaron, y este año esperamos poder comenzar las pruebas con seres humanos”.

Los investigadores analizaron sustancias de la sangre de pacientes dializados y su influencia sobre el virus del Sida, hasta encontrar un fragmento de proteína sanguínea que bloquea la proteína gp41 del VIH-1, clave para la fusión de las membranas celular y viral.

El Virip impide así la actuación de una proteína del VIH esencial para penetrar en una célula humana sana.

En ninguno de los experimentos el VIH mostró resistencia a la acción de este inhibidor, lo que arroja aún mayor optimismo sobre las posibilidades de este descubrimiento, informaron los científicos.

El cambio no es radical respecto a otros medicamentos, pues el principio activo Enfuvirtide, incluido en el fármaco Fuzeon, de uso autorizado desde 2003, ataca la misma proteína que el Virip, pero según explicaron los investigadores, lo hace desde otro lugar.

Por ello, indicaron, de demostrarse la eficacia de esta sustancia endógena en los estudios con seres humanos, el Virip podría ser una solución para las personas infectadas por cepas de VIH resistentes a otros tratamientos.

Actualmente existen alrededor de 20 medicamentos contra el Sida, pero hasta el momento sólo controlan la infección, sin eliminar al VIH.

Post relacionados