El científico de la Universidad John Hopkins, de Baltimore (Estados Unidos) , Lawrence J.Cheskin, ha descubierto que la ingesta de champiñón ayuda, de una manera muy importante, a controlar el peso de las personas.

El dietista y miembro de la Academia Australiana de Nutrición y Salud, Glen Cardwell, ofreció hoy en Logroño (Rioja, este de España) algunos resultados preliminares de esa investigación, que aparecerá por primera vez el próximo mes de mayo y cuyo avance se publica en la revista Mushroom Council Nutrition Research Update , de la Asociación de Cultivadores de Champiñón de Estados Unidos.

Los primeros datos se recogieron el pasado mes de otoño y la investigación se hizo con una decena de adultos, no ancianos, a quienes durante cuatro días se suministró carne y champiñón.
Transcurridos unos días, se apreció que el consumo calórico en kilojulios de los que comieron champiñón fue menor del esperado para la cantidad ingerida y, además, su efecto de saciedad perduraba en las personas.

Cardwell recalcó que “sus resultados preliminares son muy prometedores en la ayuda al control de peso” , ya que el estudio ampliará la ingesta de champiñón y setas durante tres meses para certificar sus resultados.

En su conferencia también se refirió a otros estudios que asocian las propiedades saludables del champiñón en la inhibición del crecimiento del tumor del cáncer de mama y próstata.
En la actualidad, precisó, los estudios son más prometedores en el caso del cáncer de mama.
También destacó el incremento paulatino del consumo del champiñón en el mundo.

En Australia, precisó, se ha pasado del medio kilo per cápita en 1975 a los tres kilos en 2006, cifra que aún está “muy lejos” del consumo en China, donde alcanza los diez kilos.

En su opinión, dado que los estudios cada vez asocian más propiedades saludables al champiñón y, desde un punto de vista médico, “lo ideal sería una ingesta de cinco kilos per cápita” . EFE

Post relacionados