Investigadores alemanes descubrieron que podían emplear aromas para reactivar nuevos recuerdos en el cerebro de personas mientras dormían, y que luego los voluntarios recordaban mejor.

En un artículo en la revista “Science”, el equipo dijo que su estudio demostró que los recuerdos se consolidan durante el sueño y que las fragancias, y quizá otro tipo de estimulación, pueden reforzar las formas de aprendizaje del cerebro.

Jan Born y sus colegas de la Universidad de Lubeck, en Alemania, hicieron que 74 voluntarios aprendieran juegos similares al llamado “Concentration”, en el cual se deben encontrar pares de objetos o cartas iguales dando vuelta sólo una por vez.

Mientras realizaban esta tarea, algunos de los voluntarios inhalaban el aroma de rosas. Los participantes luego aceptaron dormir en un resonador, el aparato en el cual se capturan las denominadas imágenes por resonancia magnética (IRM).

Los expertos tomaron IRM de los cerebros de los pacientes mientras dormían. En varios momentos del sueño, el equipo de Born expuso a los voluntarios al mismo aroma a rosas.

Los participantes fueron evaluados nuevamente el día siguiente al que habían aprendido el juego.

“Después de la noche perfumada, los participantes recordaron el 97.2% de los pares de cartas que habían aprendido antes de dormirse”, escribieron los investigadores.

En tanto, sólo recordaron el 86% de los pares si no habían olido a rosas mientras dormían.

La etapa del sueño también fue importante en la mejora de la memoria, señalaron los científicos, en un hallazgo que se sumará al debate sobre si las personas “aprenden” mientras duermen, del mismo modo en que demostraron hacerlo algunos animales.

Estudios hallaron, por ejemplo, que las ratas que aprenden a sortear un nuevo laberinto ensayarán sus movimientos durante el sueño, y que los pájaros cantores repasan sus canciones al dormir.

El equipo de Born dijo que el perfume mejora el aprendizaje cuando se administra durante la fase de sueño lento, pero que no tenía efecto en la etapa REM o sueño de movimiento rápido de los ojos.

Las imágenes de las resonancias magnéticas mostraron que el hipocampo, la parte del cerebro asociada con las cosas nuevas, se activó cuando el aroma era inhalado por los voluntarios durante la fase de sueño lento. El Economista

Post relacionados

  • Medicina contra demencia

    Los investigadores afirman que la memoria de un hombre de 81 años mejoró marcadamente tras inyectarle la medicina. El estudio, dado a conocer en...

    Pubblicato il:
  • IPN desarrolla pulque enriquecido

    El pulque es una alternativa para tratar la anemia en poblaciones urbanas y rurales de escasos recursos, consideran investigadores del Instituto...

    Pubblicato il:
  • Pasatiempos contra perdida de memoria

    Entretenerse con un pasatiempo como leer un libro, tejer, coser, e incluso jugar en la computadora- podría retrasar la pérdida de la memoria,...

    Pubblicato il:
  • Mujeres, capaces de oler la excitación

    El sudor de los hombres huele diferente cuando se encuentran excitados sexualmente, y las mujeres pueden percibir esa diferencia en su esencia...

    Pubblicato il:
  • Píldora puede borrar malos recuerdos

    La investigación indica que se pueden combatir miedos originados en situaciones traumáticas. Con una dosis del fármaco se rompe el proceso...

    Pubblicato il:
  • Pasear por el campo o ver fotos de paisajes mejora memoria y concentración

    Una investigación desarrollada por científicos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Michigan ha demostrado que caminar por el...

    Pubblicato il: