Investigadores Suecos y de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) aplican un tratamiento a pacientes terminales con cáncer prostático con resultados positivos.

El investigador sueco Anders Holberg, durante una visita al Hospital Universitario de la UANL, indicó que la investigación experimental se desarrolla por primera vez en América Latina y antes que en Estados Unidos.

‘Lo anterior -destacó- a través de un convenio académico y de investigación entre la UANL y el Instituto Karolinska, entidad que participa anualmente en la selección de Premios Nobel de Medicina’.

Representa una ocasión ideal para desarrollar un tratamiento clínico para el cáncer terminal de próstata, basado en una hormona natural denominada “somatostatina”.

El especialista señaló que la primera fase del procedimiento es la inhibición del crecimiento de las células; la segunda es la inhibición de las secreciones y la tercera es la muerte celular.

Holberg dijo que el tratamiento molecular no se utilizaba porque su vida promedio era de tres minutos, pero con su investigación logró transformarla de tal forma que alargó su vida promedio de tres a tres mil minutos, -50 horas-, e hizo posible el tratamiento con la somatostatina.

Aseguró que con el desarrollo de esta molécula se logra estabilizar la enfermedad, se detiene la progresión celular, disminuye o elimina el dolor y mejora la calidad de vida del paciente, sin efectos secundarios.

Dentro del convenio de colaboración entre el Instituto Karolinska y la UANL se incluye otro proyecto para combatir el cáncer de vejiga superficial, mencionó el investigador sueco.

Resaltó como una fortaleza de México el que no haya excesivas regulaciones para efectuar este tipo de estudios, a diferencia de Estados Unidos y Europa, lo cual permite llevar a cabo estos tratamientos en conjunto con la UANL.

A su vez, la también investigadora del Instituto de Karolinska, Marcela Márquez dijo que el convenio con la UANL busca traer a México tecnología nueva, que no llegue con retraso de 10 o hasta 15 años, después de pasar por Estados Unidos y Europa, sino directamente de donde se genera la investigación.

‘Al mismo tiempo se pretende que un mayor número de pacientes se beneficien con este tratamiento contra el cáncer de próstata y vejiga’, resaltó Márquez.

En tanto, el jefe de Urología del Hospital Universitario, Lauro Gómez, destacó que el convenio con el Instituto Karolinska sienta las bases para crear aquí el Centro de Excelencia de Urología para atender a la comunidad nacional.

Abundó que el cáncer de próstata representa el más frecuente en el hombre, aunque no es el que produce más mortalidad, y entre las patologías el segundo cáncer es el de vejiga, por eso la importancia de empezar a usar diversas alternativas de tratamiento. Notimex

Post relacionados