La primera píldora de venta libre para perder peso obtuvo la aprobación de los funcionarios de salud de Estados Unidos, lo que da otra alternativa a dos tercios de los estadounidenses, quienes padecen obesidad o sobrepeso.

La píldora Alli de GlaxoSmithKline reduce la cantidad de grasa que el cuerpo absorbe de la comida.

El medicamento es una versión de media dosis de un fármaco de venta bajo receta denominado Xenical y vendido por Roche AG ROG.VX.

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) autorizó el uso de Alli en adultos obesos y enfatizó que el fármaco debería combinarse con una dieta reducida en calorías y baja en grasas, además de ejercicio físico.

“Este medicamento sólo será efectivo si se utiliza junto con un programa de pérdida de peso”, dijo a periodistas el doctor Charles Ganley, encargado del área de la FDA que regula sobre medicamentos y productos de venta libre.

El envoltorio del fármaco dirá que cada 5 libras (2,27 kilogramos) perdidos con dieta, Alli puede ayudar una persona a bajar 2 o 3 libras más.

Alrededor del 28 por ciento de los usuarios de Alli en estudios efectuados por la compañía bajaron del 5 al 10 por ciento de su peso corporal en seis meses, comparado con cerca del 18 por ciento entre quienes tomaron placebo, informó Ganley.

Alli puede tomarse hasta tres veces por día, con las comidas, y actúa reduciendo un 25 por ciento la cantidad de grasas que absorbe el organismo.

Los usuarios del nuevo fármaco para adelgazar de venta libre deberían consumir un multivitamínico antes de acostarse, para cubrir posibles pérdidas de nutrientes, señaló la FDA.
Alli es el único medicamento para perder peso que no necesita comprarse con una receta que está aprobado por la FDA.

Si bien varias compañías comercializan suplementos de venta libre que dicen tener beneficios dietarios, esos productos no están autorizados por la agencia estadounidense.

El grupo de consumidores Public Citizen, que ya solicitó la prohibición de Xenical, consideró que Alli no debería haberse aprobado por las lesiones de colon precancerosas observadas en estudio animales.

Los miembros de Glaxo manifestaron que esas preocupaciones no son válidas.
Alli costará unos 2 dólares diarios y estará en los comercios el próximo verano boreal, declaró durante una entrevista Steven Burton, de GlaxoSmithKline. El Economista

Post relacionados