Médicos y padres deben vigilar señales de conducta anormal en niños tratados con el antigripal Tamiflu, sugirieron el lunes funcionarios de salud pública de Estados Unidos, al citar otros 103 nuevos casos, en su mayoría registrados en Japón.

Funcionarios de la Dirección de Alimentos y Medicinas, o FDA (por las siglas en inglés de Food and Drug Administration) dijeron que ignoran si los nuevos casos, entre ellos tres muertes por caídas, pueden ser vinculadas a la droga o al virus de la gripe, o a una combinación de ambos. La mayoría de los casos denunciados afectaron a niños.

Aún así, el personal de la FDA sugirió actualizar la etiqueta de Tamiflu para recomendar que todos los pacientes, especialmente los niños, sean estrechamente supervisados mientras se les administra la droga. También reconocieron que cesar el tratamiento con Tamiflu podría causar daños a personas afectadas de gripe si el virus es en realidad el causante de delirios, alucinaciones u otra conducta anormal.

El comité de asesoramiento pediátrico de la FDA, que discutió el lunes el caso en una reunión, debe adoptar una decisión el jueves.

La reunión se registró un año después que el mismo panel de expertos rechazó vincular Tamiflu con las muertes de 12 niños en Japón desde el 2000, o alterar la etiqueta de la droga para alertar a los consumidores.

La droga no cura la gripe sino que atenúa sus síntomas.

Tamiflu es fabricada por la empresa farmacéutica suiza Roche Holding AG. Un vocero de Roche no respondió inicialmente a mensajes telefónicos donde se pedían comentarios sobre el tema.

La mayoría de los 103 nuevos casos de conducta anormal provienen de Japón.

Los casos se registraron durante un período de 10 meses, entre el 29 de agosto del 2005 y el 6 de julio del 2006. Eso indica un drástico incremento en relación a los 126 casos similares ocurridos en más de cinco años entre la aprobación de la droga, en 1999, y agosto del 2005, dijo la FDA.

Post relacionados