El laboratorio suizo Novartis AG obtuvo la aprobación de Estados Unidos para promocionar su medicamento para el Alzheimer Exelon como tratamiento para la demencia leve a moderada en pacientes con enfermedad de Parkinson, informaron funcionarios de salud.

Exelon es la primera terapia aprobada específicamente para aliviar los síntomas de demencia asociados con el Parkinson, dijo la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA por su sigla en inglés) estadounidense.

Alrededor de un 0,2 a un 0,5 por ciento de las personas de más de 65 años tienen demencia producto de la enfermedad de Parkinson y síntomas como pérdida de memoria y problemas con el funcionamiento diario, señaló el comunicado de la FDA.

Los críticos de la FDA cuestionaron el mes pasado si la demencia en los pacientes con Parkinson era diferente de la de las personas con Alzheimer y si sería erróneo sugerir que el medicamento podría tratar dos tipos distintos de demencia.

Un panel asesor de la FDA al que se le presentó esa preocupación recomendó por unanimidad la aprobación de Exelon después de revisar los datos de Novartis, que manifestó que los estudios mostraban que las dos enfermedades afectan células diferentes en el cerebro.

Exelon se comercializa para tratar la demencia leve a moderada de los pacientes con mal de Alzheimer desde el 2000 y los médicos han tenido la libertad de recetarlo en otros pacientes, como aquellos con la enfermedad de Parkinson.

El Alzheimer es una dolencia cerebral degenerativa que provoca pérdida de memoria, mientras que el Parkinson causa temblores y otros síntomas. Ambas enfermedades empeoran con el correr del tiempo.

En una investigación de Novartis entre 541 pacientes con Parkinson, aquellos que tomaron Exelon durante 24 semanas obtuvieron mejores resultados que aquellos que recibieron placebo en pruebas de medición de tiempos de reacción, concentración y actividades básicas como enviar una carta.

En una escala de 70 puntos sobre el funcionamiento mental, los pacientes que tomaron Exelon mostraron una mejora de 2,1 puntos en promedio, mientras que los que fueron tratados con placebo experimentaron un retroceso de 0,7 punto.

“Los pacientes no se curan de su demencia,” explicó la doctora Laura Marsh, directora de investigación clínica del Centro de Investigación de la Enfermedad de Parkinson Johns Hopkins Morris K. Udall.

Pero experimentarían “algo entre ningún cambio y ninguna evolución (de los síntomas) hasta una moderada” mejoría, concluyó la especialista. Reuters

Post relacionados