Un estudio realizado en Estados Unidos, confirmó que oír música puede tener un efecto positivo en las personas que sufren de dolores crónicos.

Un equipo de investigadores probó el efecto de la música en 60 pacientes que sufrían de dolores crónicos desde hacía años.

De acuerdo con el estudio, divulgado por la publicación especializada, Journal of Advanced Nursing, la disminución de los niveles de dolor en quienes oyeron música fue un 21% superior con respecto a quienes no la oyeron.

El índice de quienes sentían depresión como resultado del dolor crónico, también disminuyó un 25%, mientras que los índices de los que no oían música con regularidad, permaneció sin alteraciones.

Los participantes en la investigación fueron personas que sufrían de condiciones como osteoartritis, problemas de discos y artritis reumática por más de seis años.

Oyentes y no oyentes

La mayoría de las personas estudiadas relató que el dolor afectaba más de una parte de sus cuerpos y era continuo. Entre ellos, algunos oian música a través de auriculares durante una hora por día, mientras que los restantes no compartían el mismo hábito.

Entre los que escuchaban música, la mitad era capaz de escoger sus melodías favoritas y los demás podían seleccionar los temas de una lista de cinco cintas relajantes ofrecidas por los investigadores.

“Nuestras conclusiones indicaron que oír música tenía un efecto estadístico considerable en los dos grupos, reduciendo sensaciones de dolor, depresión e incapacidad, e incrementando las sensaciones de poder. Por lo tanto, cualquier cosa capaz de aliviar el dolor, es bienvenida”, afirmó la doctora Sandra Siedlkecki, de la Cleveland Clinic Foundation, institución que apoyó el estudio.

Una investigación anterior publicada por la misma revista que divulgó este estudio, había revelado que oír música suave durante 45 minutos antes de dormir puede aumentar el sueño hasta en un tercio. BBC Mundo

Post relacionados