Se han realizado ensayos in-vitro de un nuevo antibiótico capaz de impedir la reproducción de bacterias patógenas. Incluyendo a las bacterias resistentes a todos los antibióticos existentes hasta ahora. El descubrimiento es aún más importante teniendo en cuenta el escaso número de antibióticos disponibles y como se multiplican las bacterias resistentes a los mismos.

El científico Jun Wang y sus colegas del Laboratorio de Investigación Merck analizaron unos 250.000 compuestos químicos diferentes extraídos de bacterias presentes en el suelo. El nuevo producto denominado “Platensimycin” fue extraído de una bacteria encontrada en el suelo de Sudáfrica. Los primeros análisis demostraron que se trataba de un producto inocuo para las células de los mamíferos pero muy agresivo con las bacterias.

Para confirmar el hallazgo se realizaron análisis con ratones infectados con la bacteria “Staphylococcus aureus” . En solo 24 horas de tratamiento se redujo la concentración de bacterias a una diezmilésima parte sin dañar a los animales. Investigaciones posteriores indicaron que el producto actuaba bloqueando la síntesis de los ácidos grasos que forman las paredes de las bacterias. De esta forma se impide la reproducción de las bacterias y se ayuda al organismo a defenderse.

Evidentemente hay un largo camino entre los experimentos en ratones y la utilización en humanos pero, de confirmarse su utilidad, se trataría de uno de los productos más potentes y prometedores de los últimos 40 años.

Post relacionados