El consumo moderado de cerveza protege contra enfermedades cardiovasculares y reduce el riesgo de infarto, además de mejorar la respuesta inmunológica contra infecciones y alergias, según varios estudios difundidos hoy.

Expertos de varios países de Europa presentaron los estudios más recientes, que demuestran los beneficios del consumo de esta bebida para la salud, durante el IV Simposio sobre Salud y Cerveza, en Bruselas.

Beber cerveza de forma moderada tiene efectos beneficiosos en el sistema cardiovascular y disminuye la mortalidad por este tipo de enfermedades, como el infarto de miocardio, explicó el doctor Ramón Estruch, del servicio de medicina interna del Hospital Clínico de Barcelona, en el IV Simposio sobre Cerveza y Salud.

También tiene propiedades contra la trombosis y efectos sobre la coagulación de la sangre.

La dosis recomendable es un aspecto controvertido y, según explicó Estruch a la prensa, no debería superar las dos unidades diarias en el caso de las mujeres y cuatro, para los hombres, en el caso de cervezas consumidas habitualmente por los españoles.

Además, si se trata de cervezas con más grados de alcohol el número de unidades tiene que ser inferior.

Asimismo, se debe ingerir con las comidas y no debe ser consumida todos los días, señaló Estruch.

Indicó que entre la comunidad científica mundial hay consenso sobre los beneficios del consumo moderado de bebidas fermentadas, como la cerveza y el vino, pero sin sobrepasar ciertos límites (40 gramos al día en hombres y 20 gramos en mujeres).

Por otro lado, la profesora Ascensión Marcos, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) , presentó un estudio que indica que la cerveza tiene una sustancia, la prolactina, con propiedades antiinflamatorias.

Marcos explicó que la cerveza puede tener efectos contra alergias, la osteoporosis, soriasis u otras “ patologías inflamatorias ” , según la investigación, en la que la cantidad era una lata diaria, para mujeres y dos para hombres.

En el estudio, se comprobó que tras esa ingesta moderada aumentan los linfocitos, unas células inmunológicas que ayudan a destruir microorganismos invasores, destruyen virus y responden a tejidos extraños, como los trasplantes.

España, que fabrica 30.7 millones de hectolitros de cerveza, es el tercer productor de la UE (por detrás de Alemania y el Reino Unido) y el noveno del mundo -el líder es China y el segundo Estados Unidos).

Los españoles consumieron en 2004 un total de 2 mil 496 millones de litros de cerveza, es decir 59.1 litros por persona; además España lidera en la UE la ingesta de cerveza sin alcohol, según datos difundidos por la asociación Cerveceros de España.

El profesor Manfred Walzl de la Universidad de Graz (Austria) aludió a varios estudios que indican que aquellos que beben dos vasos de cerveza o uno de vino tienen una agilidad mental mejor que los abstemios y además, los consumidores moderados son más felices, se suicidan menos y tienen menos bajas laborales.

El alemán Norbert Flank señaló que uno de los componentes de la cerveza “ el xanthohumol ” pueden ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer y que esta sustancia ejerce un papel antioxidante muy importante. EFE

Post relacionados