Exponer los hongos blancos a la luz ultravioleta los carga de una gran dosis de vitamina D, el agente químico que ayuda a fortalecer los huesos y combatir las enfermedades, dice un estudio.

Investigaciones preliminares indican que basta exponer los hongos blancos a la luz ultravioleta para inyectarles una gran dosis de la vitamina. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) propuso el estudio, que cuenta con fondos privados.

Exponer los hongos en crecimiento o recién cosechados a la luz UV sería un proceso fácil y barato si permitiera transformar el producto agrícola en una singular fuente vegetal de la vitamina D, dijeron científicos y cultivadores. Sería muy bueno para las personas que no consumen pescado o leche, que actualmente es la fuente principal de esta importante vitamina.

Un cultivador pronosticó que el proyecto piloto, después de mayores investigaciones, dará a los consumidores una nueva razón para comprar hongos, aparte de ser bajos en grasas y calorías.

“Los comen por lo que no tienen, no por lo que tienen”, dijo Joe Caldwell, vicepresidente de Monterey Mushrooms, la primera productora del país de hongos frescos.

La investigación hasta ahora revela que una porción de champiñones ─la variedad más común de hongo comestible─ contendrá 869% del valor diario de vitamina D después de estar expuesto durante apenas cinco minutos a la luz UV después de ser cosechado.

Eso es más de lo que contienen dos cucharadas soperas de aceite de hígado de bacalao, una de las fuentes naturales más ricas ─y detestadas─ de la vitamina, según los Institutos Nacionales de la Salud.

Los detalles se presentarán en los próximos días en el foro científico anual de la FDA, que busca la manera de aumentar el consumo de vitamina D.

La luz del sol es una fuente importante de vitamina D, ya que los rayos UV provocan la síntesis de la vitamina en la piel. Los hongos también la sintetizan, aunque de otra manera. Se los cultiva en la oscuridad, y sólo se encienden las luces durante la cosecha.Por eso, en la actualidad, contienen proporciones ínfimas de vitamina D.

La falta de vitamina D está vinculada con el raquitismo y, según se cree últimamente, con la osteoporosis, la enfermedad cardiovascular y la caída de dientes, así como enfermedades como los cánceres de colon, seno y próstata. AP

Post relacionados