Científicos estadounidenses desarrollaron genéticamente cerdos que producen ácidos grasos benéficos y que podrían algún día servir como una fuente más sana de costillas y panceta.

Los cerdos produjeron ácidos grasos omega-3, un componente que ha demostrado mejorar la función cardiaca y reducir el riesgo de trastornos cardiovasculares.

La única manera actualmente de que los humanos obtengan omega-3 es tomando pastillas con un suplemento dietario o ingiriendo ciertos pescados. Algunos pescados, sin embargo, podrían tener un alto nivel del tóxico mercurio.

Buscando otra fuente de omega-3, los investigadores transfirieron un gen de gusanos llamado fat-1 a células de cerdos en el laboratorio.

Los científicos usaron tecnología de clonación para crear células embriónicas que fueron implantadas dentro del útero de un cerdo normal.

El gen produjo una encima que convirtió a los menos beneficiosos ácidos grasos omega-6 que los cerdos naturalmente elaboran en omega-3, escribieron los autores de la investigación en la revista Nature Biotechnology.

Tejidos de los cerdos nacidos en la University of Missouri-Columbia tenían altos niveles de omega-3 y menores de omega-6. La cantidad total de grasa era la misma que en los cerdos normales.

Los cerdos con omega-3 “podrían representar una fuente alternativa así como un modelo ideal para estudiar enfermedades cardiovasculares y desórdenes autoinmunes” que también podrían verse afectados por el aumento de la grasa saludable, dijo el doctor Yifan Dai, el científico de la University of Pittsburgh que transfirió los genes de gusanos a las células de cerdos. Reuters

Post relacionados