La enfermedad de Alzheimer es de origen genético en más de 80% de los casos, afirmó un nuevo estudio sin precedentes que se basa en una muestra de casi 12.000 gemelos, difundido por AFP.

La investigación, que se inclina por la teoría denominada “familiar” con raíces genéticas, se basó en un examen de personas que habían sido descritas como pacientes con Alzheimer causado por razones ambientales.

“Y verificamos la importancia de los factores genéticos. Descubrimos que la influencia de estos factores genéticos es extremadamente importante”, declaró la jefa de la investigación, Gatz.

“Esto pareciera indicar que existe una causa genética” de la enfermedad, lo que tampoco quiere decir que “el ambiente no sea importante”, pues factores externos como las infecciones pueden covertirse en un detonante de la enfermedad.

“Nuestras conclusiones confirman las altas estimaciones que se habían hecho anteriormente. Lo importante es que nadie contó antes con un semejante número” de sujetos en estudio, agregó la investigadora.

Esta investigación se inició en 1998 con una muestra de 11.884 parejas de gemelos suecos con más de 65 años.

Es por ello que el estudio contó con la colaboración de las universidades suecas de Gteborg, Jnkping y el Karolinska Institutet, además de las universidades estadounidenses, USC, la Universidad de California en Riverside y la Universidad de Florida del Sur.

La totalidad de esta investigación será publicada en la edición de febrero de Archives of General Psychiatry, un diario de la Asociación Médica estadounidense, que ha publicado otras invetsigaciones.

La enfermedad de Alzheimer es una degeneración de las células del cerebro que tienen como principal síntoma la pérdida de memoria y demencia y sobre todo ocurre en las personas de la tercera edad.

Hasta ahora las investigaciones apuntan a la péptidobeta-amiloide, pequeña proteína anormal que parece ser responsable de la destrucción de células nerviosas al provocar la acumulación de placas grasosas en sus membranas, lo cual las ahoga.

Las fases avanzadas del mal de Alzheimer están siempre asociadas a acumulación de esta proteína en el cerebro.

Post relacionados