Las muchachas que toman regularmente el desayuno, y en particular aquellas que le añaden algún tipo de cereal, suelen ser más delgadas que las chicas que se abstienen totalmente de desayunar, según un estudio.

El estudio compiló datos acerca de unas 2 mil 400 jóvenes, que examinó regularmente durante diez años.

Las muchachas que tomaban desayuno tuvieron como promedio un índice más bajo de masa corporal — una medida utilizada comúnmente para determinar la obesidad — que aquellas que dijeron no tomar desayuno.

El índice fue incluso más bajo en los casos de niñas que dijeron tomar cereal en el desayuno, según los resultados de un estudio realizado en el Instituto de Investigaciones Médicas de Maryland, financiado en parte por el Instituto Nacional de Salud y la procesadora de cereales General Mills. “No tomar desayuno es lo peor que uno puede hacer, ése es realmente la conclusión aplicable a las muchachas adolescentes”, dijo el autor del estudio, Bruce Barton, presidente y director ejecutivo del instituto de Maryland.

Las fibras que contiene el cereal y otros alimentos saludables que suelen acompañarlo como la leche y el jugo de frutas puede reducir el índice de masa corporal entre los que comen ese tipo de alimentos, dijo Barton.

El resultado del estudio aparece en la edición de septiembre de la revista Journal of the American Dietetic Association.

Alrededor del 30% de las adolescentes de Estados Unidos presentan exceso de peso, según la asociación. Otros estudios indican que casi todos los niños excesivamente gordos están destinados a padecer obesidad en su vida adulta.

En la encuesta, se le preguntó a las chicas lo que habían comido durante los tres días previos a la entrevista, que solía realizarse una vez al año.

Las chicas que dijeron haber tomado desayuno los tres días, registraron como promedio un índice de masa corporal más bajo en 0,7 unidades que los índices de las niñas que confesaron no haber tomado desayuno en esos días.

Si el desayuno incluyó cereal, el promedio fue más bajo en 1.65 unidades, hallaron los investigadores.

Además, los investigadores determinaron que aquellas muchachas que no comían desayuno tenían la tendencia a comer durante el día alimentos con mayor contenido grasoso.

En la internet:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/obesity.html

Post relacionados